arrow facebook instagram more sep share-facebook share-linkedin share-pinterest share-twitter share sigueme twitter youtube
La Pequeña comeflor

25 fotos de Vietnam

Regresé de Vietnam con cerca de 500 fotos en mi cámara. No las del celular, esas las uso en redes sociales y tienen objetivos muy puntuales. Las de la cámara son distintas. No se trata de que tengan mejor resolución o mayores posibilidades técnicas, son fotos que pienso un poco más, que relatan otros momentos en los que paso de la pantalla del teléfono a meter el ojo dentro de una cajita y concentrarme sólo en eso que quiero ver. Son fotos que nacen primero en mis anhelos, que convierto en pensamientos y guardo en imágenes.

Soy austera fotografiando, busco cierta luz, cierto momento exacto. Sólo fotografío lo que me gusta, o lo que me gustaría ver. Por eso en mis fotos verán casi siempre amplitud en la mirada, espacio, verdes y azul, rostros cálidos. Las ciudades y sus multitudes me asfixian, por eso al fotografiarlas buscaré en ellas esos reductos de paz que me permitan observar.

Las fotografías de la cámara hablan más de los momentos que capto mi alma que de los momentos que captó mi ojo.

Por ello la edición, que consiste en decidir cuáles de todas esas 500 fotos dicen finalmente lo que yo quiero decir, es larga y tortuosa. Yo, que los viví, tengo apego con muchas de esas imágenes que quizá no están bien logradas pero a mi me recuerdan a algo.

Cuando iba por las 60, aproveché un pequeño lujo temporal: mi amiga y fotoperiodista curradísima Dagne Cobo está pasando una temporada en casa. Le solté 60 archivos y dejé que su ojo, sin apegos ni sentimentalismos, editara hasta llegar a 25 imágenes que relataran el viaje a Vietnam.

Dagne lo hizo con mis fotos y con las de Gabo, el resultado lo relatamos en la Escuela Foto Arte durante un encuentro viajero que pueden ver en video al final de esta publicación  y las 25 de Gabo las pueden ver AQUÍ para que vean qué distintas pueden ser dos miradas en exactamente el mismo recorrido.

Mercado de Hoi An. Adoro los mercados y su manera de retratar una sociedad.

 

Equipo de cocina “compartiendo” en Hoi An.

 

Parada saliendo de Hoi An a Hue, vimos el mar y quisiemos olerlo. Las niñitas en bici también 🙂

 

Capillitas para los ancestros a orilla de carretera, les ponen comida, bebida, inciensos y hasta cigarros.

 

Vistas inmensas del camino.

 

Entrando en Hue a la Ciudadela Imperial.

 

Las tumbas de los emperadores en Hue son enormes parques con lagunas y bosques.

 

Vietnam recibe millones de visitas cada año, la mayor parte es asiática.

 

Cuando la luz está bonita y los emperadores hicieron monumentos para descansar eternamente.

 

Bosques para el reposo de los emperadores.

 

El momento más épico en cuanto a paisajes de este viaje: los arrozales entrando al Parque Nacional Phong Nha.

 

Los verdes sobre verdes de Trang An.

 

La hora del almuerzo.

 

Navegando por las cuevas de Trang An. Nótese que la señora está remando con los pies.

 

En Trang An, prácticamente todas las remadoras son mujeres.

 

Cuando cae el sol, lavan la ropa en el río. Tam Coc.

 

Hanoi y sus lagos serenos.

 

Cada guerrero tiene su moto. Hanoi.

 

Estética de propaganda socialista.

 

Hanoi de noche.

 

Los típicos callejones de Hanoi.

 

Aquí yacen los restos de Ho Chi Minh, el “Tío Ho”, prócer de la independencia vietnamita.

 

Ha Long Bay como me habría gustado verla, sin tanto barco gigante.

 

Otra estampa de Ha Long Bay que desaparece: sus pescadores y las viviendas que utilizaban.

 

 

Ha Long Bay como me habría gustado verla y como la vi: pescadores y turismo.

 

 

 

 

  • Eliangela Volpicelli 7 March, 2017 a las 2:49 pm

    ¡Preciosas las fotos! Están como de postal. Vietnam nunca me había llamado la atención hasta que seguí tu viaje por Instagram, definitivamente espero ir algún día.

  • Alejandra Hernandez 7 March, 2017 a las 3:55 pm

    Hermosas todas las fotografías. Disfruté con ustedes este viaje a través de Instagram.

  • Que belleza Arianna, gracias por compartir, les acompañamso a traves del instagram en todo momento. Bendiciones para ustedes

  • María Antonieta 7 March, 2017 a las 4:24 pm

    Viajo con tus fotos y tu narración.
    Gracias!

  • Wao… Hermosas fotos, de verdad que muy, muy bellas. Mi favorita la de Hanoi de noche, un espectaculo de fotografía.. felicitaciones por el talento, y gracias por compartirlo con nosotros.. un abrazo

  • Me encantó la posibilidad de poder ver su experiencia, dado que por la presentación de mi evaluación para obtener mi certificación de buceo, coincidia con la oportunidad de irlos a ver, el vídeo no corre, se pega, no sé si deba a un problema de descarga donde lo veo o a su servidor, seguiré intentando. Gracias

  • Precioso, aunque es relativamente hace poco que te sigo me encanta todo lo que haces. Este viaje disfruté cada día porque me encanta Asia. Pero la manera de transmitir esos instantes ha sido muy especial y es lo que veo en tu y Gabo. Los admiro y es una pena no poder hacer por el momento una foto viaje por esos lugares insólitos y bellos de Venezuela. Hace unas semanas miré el blog de Gabo (disculpa el tuteo) y me hizo volver a mi infancia cuando vi fotos del relámpago del Catatumbo. Las noches estrelladas y de relámpagos dorados más hermosas que he visto fueron en la finca de mi abuelo y con él y aunque no es este el tema de este tópico sobre Vietnam si que hay una conexión particular. Ese desenfado de la gente, el paisaje sin fin que deslumbra belleza natural inagotable y la sencillez de sus habitantes. Bonitos blogs y lindas personas. Admiración y buenos deseos Arianuchis y Gabo. Un abrazo ♡.

    • Arianna Arteaga Quintero 17 March, 2017 a las 2:19 am

      Se vale hablar de todo miamori, especialmente sensaciones y sentimientos, pues de eso se trata viajar 🙂 un abrazote!

  • Gracias y mil gracias por compartir momentos de tu alma según como lo describes en el texto… Ciertamente lo que uno se lleva tatuado en los ojos y en el alma no se compara con ninguna fotografía por muy buena que sea, esos recuerdos de momentos, olores y vivencias sólo se quedan allí contigo guardaditos; sin embargo se te agradece el “no caletismo” jajajaja disculpa lo coloquial pero así lo siento, siento que cuando uno comparte parte de sus vivencias de viaje a través de las fotos, quiere compartir para que otros se maravillen y se impulsen a ir, a viajar, a conocer, no es sólo una &%$*# selfie con un “bendecid@ y afortunad@” de pie de foto sino es algo más!

    Bellas todas y sin duda alguna transmiten, transmiten mucho de la cultura asiática, bellos paisajes, impresionantes! Dan ganas de ir y vivirlos en persona!

    Un abrazo y que sigan los viajes felices!

    • Arianna Arteaga Quintero 17 March, 2017 a las 2:21 am

      JAJAJAJAJJAJAJAJA, ay miamori, debe tener mucho que ver con la vocación periodística esta necesidad de compartir lo vivido 🙂 te mando un abrazote!

  • Soy Doctora, de 24. Recién graduada, una pichona pues. Y tengo una confesión que hacerte: cada vez que me siento triste, adolorida, quejona o siento que la vida está siendo demasiado dura en nuestro país.. Te leo o veo tus fotos. Es terapéutico. Es algo que hago. Tanto por aquí como por Ig. Verte a ti y a tu mami en sus cruzadas por el mundo me sana. Termino con el alma estrujada, termino más sensible y con más lagrimas en los ojos que antes.. Pero de pura dicha y felicidad. Termino soñando con esos paisajes, me veo ahí, me siento ahí en medio de tus fotos, encontrándome de nuevo en mi realidad y queriendo, con pasión y frenesí.. viajar. Gracias por hacer esto, por compartirlo. Es mágico. Y para mí una limpieza profunda, un estallido de color y buena vibra que me renueva la vista, la imaginación. Sin mucho más que poder decir me despido.. Te admiro mucho. ¡Feliz Vida!

Escribir un comentario