arrow facebook instagram more sep share-facebook share-linkedin share-pinterest share-twitter share sigueme twitter youtube
La Pequeña comeflor

Los buenos somos más

Los buenos somos más, muchos, muchísimos más.

 

Nos levantamos cada mañana a trabajar, a sacar adelante a nuestras familias, nuestras carreras, nuestras aspiraciones y sueños aunque tengamos la sensación de una muralla que nos aprisiona y nos prohíbe progresar.

Montamos negocitos, vendemos empanadas, tortas, dulces, ideas, objetos, sembramos la tierra, recibimos a la visita en una posada, escribimos, fotografiamos, actuamos, cantamos, hacemos, creamos, negociamos, construimos.

Hemos perdido mucho, pero también hemos ganado en dignidad, solidaridad y sentido de arraigo, porque no hay como sentir que se nos va la vida para aferrarnos con fuerza a ella.

 

Los buenos somos millones más.

 

Unos estamos aquí y hemos salido por meses a la calle, trancamos, marchamos, escribimos pancartas, votamos, firmamos, cantamos, guerreamos, informamos, nos enfrentamos con miedo y coraje a una dictadura represiva que nos desconoce.

Algunos lo hacemos con cierta serenidad de espíritu, otros desde la rabia ante tanto abuso, algunos usamos banderas, otros usamos escudos, algunos dibujamos con pintura, otros nos defendemos con ella.

Todos, absolutamente todos, resistimos porque creemos en la dignidad de nuestro gesto y nos empoderamos en el ideal de la democracia, la libertad y la justicia.

Todos sabemos que es difícil, que es duro, hemos visto de qué manera una crisis saca lo mejor y lo peor del ser humano, pero en lugar de envilecernos, nos hemos crecido, porque luchar por una causa justa es el mayor alimento del alma.

 

Los buenos somos muchísimos.

 

También estamos regados por el mundo, con el alma rota entre una cotidianidad que se pretende normal y una angustia existencial que nos traga el ánimo. Desde afuera levantamos recursos, somos embajadores de nuestra causa, informamos, exigimos, votamos, firmamos, posteamos.

A veces se nos va de las manos y pretendemos dar instrucciones a nuestros hermanos que también sufren, queremos tener la verdad en las manos porque la impotencia es un sentimiento muy fuerte y jodido. Sepamos que lo que a veces suena a soberbia, también puede ser dolor y ese dolor lo compartimos todos.

Todos queremos tener la solución, no importa dónde estemos queremos tenerla y por eso la vociferamos furiosos para ver si alguien nos atiende.

Porque todos queremos futuro y sabemos que callados nadie nos va a escuchar, así nos veamos más bonitos.

 

Los buenos somos más.

 

Unos hemos escrito, otros hemos documentado, analizado, opinado, criticado, alertado, participado, dialogado, negociado y hasta ignorado, pero la realidad nos ha alcanzado a todos y cada uno de nosotros, porque no se puede andar sereno por la vida mientras tamaña injusticia se come el futuro de todo un país que quiere salir adelante a punta de trabajo.

Porque el andino que me contó que lo habían hecho votar supervisado se quedó en su casa el 31 para que más nunca nadie le diga a quién elegir, porque la señora de Paraguaná que quiere ver sus iglesias pintaditas se fue a pie el 16 bajo una chapa de sol porque sigue creyendo en el poder de un voto aunque desde arriba se lo nieguen, porque el posadero que tuvo que cerrar con dolor su negocio e irse hizo 5 horas de cola en Chile para decirle a la dictadura que él también existe y que nada podrá anularlo, porque la madre que llora a su hijo pero sigue saliendo a marchar sabe cómo honrar una voluntad, porque al que le mataron a su perrito en una redada salvaje sigue trancando, sigue luchando, sigue rebelde, porque aunque nos infundan el terror de las armas, del abuso, de la arbitrariedad y la violencia, sabemos que nuestra voluntad vale mucho más que la de la cúpula corrupta que nos trajo hasta aquí.

Porque aunque estamos en plena oscuridad sabemos ser luz y no vamos a dejar que nada nos apague.

 

Los buenos somos tantos que somos indetenibles.

 

Porque aunque a veces nos equivoquemos, aunque a veces critiquemos de más, aunque a veces no entendamos, aunque pequemos de intransigentes, aunque caigamos en el juego de la violencia, aunque creamos en ilusiones, aunque guerreemos desde un teclado, aunque dudemos como principio, aunque caigamos en trampas mesiánicas, aunque de a ratos nos pueda la rabia, la desesperanza, la desesperación y el inmediatismo, queremos lo mismo para Venezuela: democracia, paz y progreso.

Y todos los que queremos eso sabemos que tenemos que conseguirlo nosotros, que nadie nos lo va a garantizar.

No, no sabemos muy bien cómo y a veces nos desespera sentir que nuestra dirigencia tampoco, pero esta es una lucha de largo aliento, de resilencia, de infinita paciencia para convertir al largo aliento en largo alcance, porque queremos construir algo mucho mejor y no sólo un parapeto.

 

Los buenos somos más.

 

Y tenemos que dejar de juzgarnos entre nosotros, tenemos que señalarnos pero para reconocernos, para darnos valía unos a otros, para agarrarnos de la mano y andar juntos en una misma dirección. Somos más y es hora de empoderarnos, de saber que somos justos, somos nobles, somos valientes y podemos. Es hora de acabar con la desconfianza mutua, de quitarnos epítetos inútiles.

 

Los buenos somos más y es hora de juntarnos.

 

 

  • Rosleidy Rosales 2 August, 2017 a las 1:35 am

    Como siempre tus palabras me llegan al alma…. cada vez que veo una publicación tengo certeza de que llorare porque escribes con tanto sentimiento….

  • Los buenos somos más !!! Gracias …todo tiene su tiempo perfecto

  • Gracias, una y mil veces. Siento que te quiero abrazar mi pequeña comeflor!

  • Sobrina del alma te dire que NO SOLAMENTE LOS BUENOS SOMOS MAS SI NO QUE SIEMPRE , SIEMPRE SEREMOS MAS!
    FUERZA DIJE YA

  • Me enamora tus post. Escribes con cada fibra de tu alma, con cada poro de tu ser y eso me llena de orgullo que hay una comunicadora social tan maravillosa como tu, que al graduarme dentro de poco de esa carrera tan preciosa y desafiante quiero que sigas siendo mi ejemplo a seguir.
    Mil éxitos para ti, para tu madre y para tu tía Ines. Quienes siempre las he leido, y les he seguido las historias.

  • Hermana Venezolana, muchas gracias por expresar en tan cortas líneas una compleja realidad que a su vez; es el espejo de muchas luchas, de sentimientos encontrados, con altibajos, con el correr de lágrimas en las mejillas y con el corazón lleno de esperanzas. Un abrazo mi amor Dios te Bendiga

  • Claudia Hernandez 2 August, 2017 a las 2:29 am

    Me haz dado la esperanza y la fe que creí haber perdido en estos tres largos días, los buenos somos mas. Gracias por tus sinceras palabras.

  • Muy acertadas tus palabras,en este momento aún tenemos que seguir no vamos abandonar en este momento que se demostró que todo ha sido una trampa electoral estas y las anteriores en mi caso hemos pasado de todo con esta inseguridad que vivimos a diario hasta un sobrino fallecido en manos del hampa por robarle una camioneta hasta el día de hoy por mi hermano que es uno de los presos de porlamar que fue injustamente enjuiciado en tribunales militares imagínese usted la impotencia rabia que esta dentro de mi que me da cada día más fuerza de salir y dar mi vida si es necesario para recuperar está bella nación tengo 53 años y una esta resuelta a tirar el resto por está patria maltratada que no dejar e mis que le hagan más daño porque igual duele como si fuese mi familia la que paso y esta pasando por el dolor injusto.Dios te bendiga a ti Arianna y a tu madre que ama mucho más Está tierra Bendita

  • Cómo siempre que te leo no dejo de conmoverme hasta las lágrimas, gracias Arianna por tus post tan sentidos, emotivos, optimistas y vitales. Claro que los buenos somos más, sin ninguna discusión y por eso nuestro país saldrá adelante

  • Gracias por esas palabras tan llenas de esperanza
    El último párrafo el de dejar De juzgarnos debería ser escrito como una plana por un poco te de gente
    Si si si los buenos somos más

  • Excelente el escrito, me llegó al Alma
    El eslogan el mejor .Los buenos somos más.
    Yo tengo un grupo de Facebook “Gente positiva que ama a Venezuela .y lo uso mucho
    Puedes publicar ésto tan bello allí .
    Felicidades

  • Siempre serenos más. ,Con atinada columna describiste todo lo que sentimos la gran mayoría de los Venezolanos mil felicitaciones.

  • Maryori Victoria Vacca 2 August, 2017 a las 11:55 am

    Como siempre en el blanco.. somos mas tal cual.. muchos mas! Gracias mil gracias por siempre recargar el combustible. Un abrazo inmenso. Ojala algun dia tenga la oportunidad de cruzarnos en algun rinconcito de nuestra venezuela.
    Bendiciones para ti y todo tu equipo.

  • Siempre serás mi ejemplo en cada exposición que de a mis compañeros de clases.. #TurismoSomosMas

  • Excelente publicación , Claro que los buenos siempre seremos muchísimos mas

  • Gabriel Picón Nava 2 August, 2017 a las 7:22 pm

    Para fortalecer el espíritu: palabras sentidas y vividas. En momentos difíciles donde el camino se enrosca feo, trabado, vale la pena echarse “a llorar” a descargar. Una buena medicina y provechosa por lo que nos escribes. Uniendo la energía de los que somos más, con algo de comprensión, de perdón, de humildad y con mucho compromiso, más compromiso, de todas las formas que las describes fabulosamente, podremos tener ese país que escuchamos a algunos decir. Hace tanta falta educación y escritos sentidos y fundamentados para que nos continúen ayudando a salir avanti … Abrazoskiss y amapuches querida Ari

  • Solo diré GRACIAS y Dios te Bendiga hoy, mañana y siempre pequeña.

  • Franklin Martínez 2 August, 2017 a las 11:44 pm

    Simplemente necesario esto. Lo guardaré y tocará leerlo en esos días de angustia, desesperanza, rabia y cuando pensemos que los malos podrán con nosotros, porqué no será así porque los buenos somos más! Un abrazo

  • Infinitas gracias, necesitaba leer estas palabras, estas palabras sinceras y llenas de esperanza, esto es lo que necesito, te agradezco con el corazón

  • Lectora fiel de todo aquello que escribes!
    Gracias,
    Gracias y
    Gracias!
    Que Dios bendiga tu talento y tú optimismo.
    Abrazo!!!

Escribir un comentario