arrow facebook instagram more sep share-facebook share-linkedin share-pinterest share-twitter share sigueme twitter youtube
La Pequeña comeflor

Mis 10 favoritos de Bogotá

Bogotá es una ciudad andina, rodeada de montañas, páramos, mucho verde y más montaña. También es la capital de Colombia, centro cosmopolita de las artes y la cultura.

Tras una semana recorriéndola para rodar este capítulo de 3 Travel Bloggers, estos fueron los 10 lugares que más me impresionaron y supieron hablarme de la esencia de esta ciudad. NO creo que sean los 10 lugares más importantes, ni pretende ser la lista bogotana de turismo 🙂 pero sí son las experiencia que me dejaron con ganas de seguir visitando esta maravilla cosmopolita entre riscos de piedra y frailejones.

chorro de quevedo bogotá

  1. Chorro de Quevedo

En la calle 13 con carrera 2 está esta plazoleta donde se origina la ciudad. Busquen la placa, siéntense en un banco y vean a la gente joven reunirse, escúchenlos hablar, expresarse con esa cadencia andina de dientes cerrados y francas sonrisas. Exploren los barcitos alrededor, detrás de la capilla hay uno repleto de cuartos decorados y terracitas abiertas. Bajando por la calle empedrada que está ahí mismo hay más, asómense a las puertas que hay entre un graffitti y otro y pregunten en cuál venden chicha, una bebida de maíz fermentado que los estudiantes universitarios de la zona conocen muy bien. Se la toman en su tapara y conversan largo. Agárrenle aquí el pulso a la Bogotá joven y tradicional, déjense sorprender con la facilidad que tiene esta ciudad para manejarse entre estos dos mundos.

páramo el verjón

2. Caminar por el Páramo

Una de las maravillas de esta ciudad andina es que no más saliendo de la vorágine urbanista, se encuentra uno con lo más genuino de su naturaleza. Nosotras agarramos 40 minutos en carro, 40 minutos caminando y ya estábamos frente a una laguna enorme, rodeadas de neblina, frailejones y habíamos caminado por un antiguo camino muisca. Estos contrastes me fascinan. Como perderse por esos páramos es facilito, yo les recomendaría visitarlos con la gente de Caminantes del Retorno, que tienen un montón de rutas por todo el país. Nosotras fuimos a la Laguna del Verjón, una caminata casi toda en plano, muy fácil, pero muy hermosa. Lleven buenos zapatos de trekking y vayan preparados para el clima de páramo, puede llover copiosamente, hacer frío y luego salir un sol radiante y volver con la misma a la lluvia.

la chocolatera, bogotá

3. El chocolate caliente se come con queso

Esto no fue de mis cosas preferidas porque me gustara mucho, fue de mis cosas favoritas porque me sorprendió un montón. Forma parte de una costumbre llamada “el onces” que es algo así como una meriendita a media tarde. Se sirven su taza de chocolate caliente que tiene que haber hervido tres veces en una ollita de metal y le colocan adentro unos pedazos de queso blanco que se van derritiendo con el calor del chocolate. Algunos los van pescando y se los comen y otros lo dejan para el final. Yo lo intenté sin éxito, la verdad es que no le agarré el gusto a esta tradición, pero creo que todo el que visita debería intentarlo. Si buscan un lugar donde hacerlo, les recomiendo La Chocolatera en el hermoso barrio La Macarena. Pequeñito, cálido, amable y audaz en su propuesta gastronómica, tienen chocolates calientes con diversas especial, tiene bombonería fina y si lo de meterle quesitos al chocolate no los convence, prueben el cremoso que es para rasgarse las vestiduras.

catedral de bogotá, plaza bolívar bogotá

4. Caminar por el centro

El centro de Bogotá vibra intensamente, está vivo, habla, canta, baila, sorprende y atormenta. Es una vorágine de gente apurada que va al trabajo, turistas distraídos, vendedores ambulantes, comercios abiertos, artistas de calle y olores de comida callejera. Todo centro de ciudad es visita obligada, pero el de Bogotá es una delicia. Hay que caminar largo, meterse en los museos, las librerías, hablar con la gente, comer empanadas parado entre ejecutivos apurados, preguntar precios en la acera, discutirlos para luego no comprar nada y visitar la enorme Plaza Bolívar. Entrar a la Catedral en busca de un poco de sosiego y volver al alboroto unas horas más. Mídanle aquí también el pulso a la ciudad y anden con cuidado, la cartera bien agarrada y la cámara con discreción, no es peligroso, pero siempre hay uno esperando al que se distrajo de más.

 

5. Comerse un Ajiaco en la Puerta Falsa

En pleno centro está el restaurante más antiguo de la ciudad, donde 7 generaciones de mujeres han cocinado y servido lo más tradicional de la gastronomía santafereña desde hace ya casi 200 años. En La Puerta Falsa te sirven rapidito, sin mayores formalidades, mesas de tablón en un espacio pequeño y oscuro. Siempre habrá alguien de la familia en la caja asegurándose de que lo que te estás comiendo está bueno y conserva el legado de la tradición. Parece que los tamales son maravillosos y el chocolate es el más santafereño de todos, pero yo me comí un ajiaco, que es una sopa andinísima con varios tipos de papa, un caldo espeso, pollo y una especie llamada guasca, mazorca y luego se le puede agregar crema de leche y alcaparras al gusto. Les recomiendo caminar un poco o descansar luego de comerla porque es una bomba tan pesada como sabrosa.

bosque izquierdo, bogotá

6. Perderse en Boque Izquierdo

Tan cerca del centro que es incomprensible semejante serenidad, esta urbanización diseñada por el arquitecto Brunn siguiendo la forma de la montaña y dejando de lado la clásica cuadrícula española, es un mini oasis bogotano repleto de parques, casas espectaculares, joyas de la arquitectura, árboles enormes que los vecinos sembraron hace años y callecitas que se acaban sin explicación aparente. No van a conseguir nada obviamente turístico, es más bien un refugio de paz para caminar sin rumbo, tomar fotos y conversar con algún vecino amable que te cuente cómo es vivir aquí.

abuela muisca humedal la conejera

7. Humedal La Conejera

Los humedales son de los ecosistemas más proliferos e importantes que existen y éste, a pocos minutos de Bogotá en el barrio Suba, es el ícono ambiental más importante de la ciudad. Pasó de ser uno de los más contaminados, amenazado con desaparecer en manos de las constructoras, a ser uno de los más hermosos y recuperados. Fue fieramente defendido por la comunidad hasta que lograron protegerlo para que hoy podamos visitarlo. Allí conocimos a la abuela muisca Icha Kaká Blanca, que nos enseñó la importancia de la naturaleza, de qué manera somos parte de ella y por qué debemos agradecerle. Este encuentro nos dejó profundamente conmovidas y en contacto con nuestro femenino, empoderadas. Si quieren ver algo realmente distinto, visiten La Conejera, coman curuba de los árboles, escuchen a los paticos y reposen en el más absoluto silencio de la naturaleza.

IMG_8696librería merlín en bogotá

8. Librería Merlin

En la carrera 8 con calle 15, en el centro de Bogotá, Célico y Eliana llenaron los tres pisos de una antigua casona bogotana, de libros usados. Es un templo de papel, palabras e historias para perderse por horas. Todos los tópicos, las clasificaciones, las curiosidades, los temas y autores que se puedan imaginar están aquí, sólo hay que llegar a buscar. A Bogotá la llamaron la Atenas de América del Sur y esta es una pista nunca perdida que nos lleva derechito a esa época.

curuba

9. Las frutas

Esto es algo muy propio de toda Colombia, pero ya que están en Bogotá, aprovechen. Compren y coman frutas en las calles, en los mercados, en los restaurantes y básicamente donde las encuentren. Sean osados y no tengan miedo, algunas parecen tomates de otro color como el lulo, otras vienen de un cactus como la pitahaya y así, pero absolutamente todas merecen ser probadas. La curuba me enamora, el mangostino me hace querer bailar de dicha cuando lo como, la granadilla me hace delirar y así sucesivamente. En serio, prueben todas las frutas, es una de las grandes maravillas de viajar por Colombia y su capital lo representa a cabalidad.

graffitti bogotá

10. Arte Urbano

Bogotá está entre las grandes capitales del arte urbano mundial, se van a dar cuenta de esto muy rápido porque hay murales gigantescos, coloridos e imponentes. Son parte del imaginario bogotano, hablan de su pulso, su sentir y sus injusticias en muchos casos. Los ves sobre las paredes de las casas coloniales, bajo los techos de tejas antiguas en los barrios más tradicionales de Bogotá. El arte urbano de Bogotá expresa perfectamente mi sentir cuando visito esta ciudad, porque rompe con la tradicional bogotá andina formando parte de ella. Me cautiva y recomiendo muchísimo hacer el graffitti tour para gozarse con explicaciones cada una de las grandes piezas y artistas de la ciudad.

Y si quieren ver esto y más en imágenes que se mueven, con tres chicas que prueban, caminan, recorren, se divierten y lo comparten, aquí tienen el capítulo de 3 Travel Bloggers en Bogotá, me cuentan qué les pareció 🙂

 

 

  • Necesitaba esta lista el año pasado cuando fui! Me encantó Bogotá, aunque sólo recorrí los sitios más turísticos/conocidos por no saber. Quedan para la próxima Dios mediante 🙂

  • Que bello lo que cuentas, en diciembre estaré por allá y me gustaría conocer la libreria un abrazo y mil gracias por compartir

  • En la lista te falto conocer los hermosos cafés Y Restaurantes que hay alrededor del Chorro de Quevedo, La Pastelería Café .Rosita-Restaurante,con postres tradicionales ,de Maracuya ,uchuva, lulo,Mantecada y Masato .Café Color Café, con más de 20 años de tradición, Restaurante Merlín . Restaurante- Gato Gris.cada uno de estos lugares tienen Magia y Encanto único.

  • Excelente artículo!! Solo una cosita, generalmente y no sé por qué decimos “Las onces” no “él onces” pero vale licencia del “onces” por ser dama jejejeje

  • Omaira aracil ( la maja) 8 September, 2016 a las 4:12 pm

    Lo mejor de este mundo es poder salir de el para poder explorar los lugares q no salen en las guias turisticas esos rincones solo conocidos por las gentes locales, gentes humildes q no tienen nada y te ofrecen todo, esa sensacion de compartir con ellos una inmejorable taza de cafe y conocer lo desconocido no tiene precio …aprendes mas q en cualquier libro sigue caminando arianna es la vida mas bella q puedas tener saludos un abrazo!!!!

  • Bellísimas fotografías, y excelentes reseñas… mi favorita? La del Chorro de Quevedo, guau, hermosa¡¡¡…

  • Necesito volver a Bogota solo para conocer esa Libreria! Excelente lista. Esta fuera totalmente de los paseos turísticos tradicionales

  • La del chocolate con queso!!! Jajajaja nunca he ido a Bogotá, pero si lo probé en Cucuta cuando tenia 10 años y me fuí de vacaciones con unos amigos de la familia. Me pareció muy extraño pensaba que se le había caído un pedacito de papa a la doña de la casa jajajaja. No me encantó pero sin duda ahora volvería a intentarlo. Me encantó el post, voy por el resto, ya vengo…

  • Fiel admiradora de tu trabajo Arianna y al de tu mamá, son IMPELABLE, amante de nuestro país vzla el cual ustedes nos han enseñado y acompañado a admirar,dusfrutar y conocer… ahora viviendo en Bogotá rodeada de gente cálida, sin duda visitaremos estos lugares. Sabes de alguna guía acá que sea parecída al trabajo de tu mamI? Gracias por siempre mostrarnos lo lindo y maravilloso de tantos lugares.

    • Arianna Arteaga Quintero 14 September, 2016 a las 2:42 pm

      Qué bella, mil gracias. Guía así libro, no sé, pero sigue a mi amiga Toya Viudez, el blog y sus redes es Colombia De Una, es una española maravillosa que viaja por Colombia y escribe cheverísimo, la vas a amar!!!

  • En tu recorrido por Bogota habrás conocido algun mercado tipo Chacao o Qta. Crespo? Yo he tenido la dicha de viajar a Bogota con frecuencia, y siempre les preguntaba a los bogotanos , pero me respondian con una mirada, y a este gringo que le pasa?

    • Arianna Arteaga Quintero 14 September, 2016 a las 3:27 pm

      Yo fui al de Medellín que es una maravilla, la vaina es que no le dicen mercado, le dicen Plaza. En Medellín fui a la Plaza Minorista a caerme a frutas de todos colores y lo amé. En Bogotá no conozco…

    • Después de entender que lo que buscas son las plazas de mercado, las más conocidas son la plaza del barrio 7 de agosto y la de “Paloquemao”

    • Desconozco los sitios que menciona, pero si lo que busca es tipo plaza de mercado, en Bogotá la ideal para visitar es Paloquemao. De céntrica ubicación y fácil acceso, si va temprano en la mañana puede ver la inmensa variedad de flores que se comercian y después entrar a recorrer sus pasillos repletos de frutas, verduras, cacharrerías, etc.

    • En Bogota hay muchas plazas de mercado, pero les recomiendo la plaza de mercado de “Paloquemao”, allí conocerán una amplia variedad de frutas y verduras de la mejor calidad. Si van un día viernes en la mañana disfrutarán del “día de las flores” donde los productores ofrecen una gran variedad de flores Colombianas a muy buen precio.

    • Hola, muy bonita y completa la entrada del blog.

      En Bogotá encuentras varias plazas de mercado. La de la Concordia es cercana a la Candelaria y el Centro Histórico, que suele ser uno de los lugares más visitados por los viajeros. La de Abastos, en el suroccidente de la ciudad, es la más grande y el lugar de llegada de casi todos los campesinos de las regiones que traen sus productos. La de Paloquemao, es relativamente cerca al centro, a una estación de transmilenio (el sistema de transporte público) y es grande y colorida. En todas, encuentras muchísimas opciones para comer (sobre todo a la hora del almuerzo) a precios muy cómodos y porciones grandes.

      Además del chocolate con queso, prueben la aguadepanela con queso. Una bebida un poco más dulce y más típica de todo el país, también la encuentran en la puerta falsa o en la pastelería “La Florida”

      Saludos

  • antonio villa ospino 14 September, 2016 a las 5:14 pm

    Me encantó. Sobretodo lo que no conozco.

  • Buen artículo. Le sobran algunos diminutivos pero es importante la informacion. Gracias.

  • Hola esta muy bello todo gracias por compartir, solo quisiera agregar a tu lista unas hermosas quebradas ubicadas en chapinero en la calle 63 con cra 7 ,son llamadas las delicias y son cuidadas por la policía y el acueducto para su preservación . son poco conocidas hasta por los mismos bogotanos, espero las puedan conocer blessings and thanks.

  • Bogota enamora de verdad!!! me quedo con todos los datos para la próxima vez que vaya, Dios mediante, prontico…

    Te comparto uno que descubrí… Si te paras en la Catedral, en la esquina sur-este, esta una oficina pequeñita de turismo, hacen tours caminando por las calles cercanas… Dura cerca de 2 horas y puedes hacerlo en español o en Inglés, dependiendo del día… Es super interesante, te comparten mucho de la historia de esos sitios y de su relación con la independencia y otros hechos importantes… a mi me tocó una guia super amable. De verdad vale muchisimo la pena dedicar las 2 horas a recorrer y conocer un poco mas en profundidad el centro de esa bonita ciudad.

  • Excelente capitulo 3 travel bloggers, lugares hermosos y magicos, senti que viajaba con ustedes!!

Escribir un comentario