arrow facebook instagram more sep share-facebook share-linkedin share-pinterest share-twitter share sigueme twitter youtube
La Pequeña comeflor

Tengo miedo

Tengo miedo.

Lo siento como una mandíbula desdentada que me muerde el cuello, como un dolor de cabeza que comienza entre los ojos e insiste y me persigue el sueño. Como una sensación que me aprisiona el pecho y me acelera el corazón y me da ganas de llorar. De gritar.

Siento miedo cuando me paso horas en el teléfono viendo cadenas en mayúsculas que claman urgencia, noticias verificadas y recontra confirmadas, análisis concienzudos, catarsis de redes sociales que destilan odio, angustia y desasosiego, lo que dijo mi primo que estaba ahí, los nombres, las fotos, la incertidumbre, los videos furtivos desde la ventana de la casa, desde la callecita desolada, los gritos, el susto, los videos del abuso, de la violencia, de la rabia, de la ira, de los atropellos.

Me da miedo decir que creo en la lucha pacífica porque con la misma boca con que lo digo, sonríe complacida -y asustada- cuando veo a los video de los gochos quemando camiones, autobuses y haciendo retroceder a guardias aterrados. Me da miedo decir que los escraches deben hacer se con inteligencia y no con violencia porque hay mucho radical que puede emplazarme, llamarme blanda, comeflor, abraza chavistas, traidora. Me da miedo decir, también, que no se es malo por haber creído o creer en un proyecto fallido que nos engañó a todos, que con odio no se llega a ningún lado. Pero me da miedo ver a mi primo chavista porque temo que el odio me supere a mi también, temo destilarlo contra él y por eso soy cobarde y lo evito.Me da miedo la violencia y cada vez que leo guerra civil quiero borrarlo de mi mente para que nunca suceda, para que no me carcoma la vida, para que no nos lance a ese abismo bruto de pólvora y sangre. Yo quiero votar, yo quiero elegir en paz, yo lo único que quiero es democracia.

Tengo miedo.

Porque nunca me imaginé que podía vivir en una dictadura, que tendría que chequear bien qué llevo en los bolsillos porque un poco de bicarbonato podría ser considerado un elemento terrorista, porque ahora hay que borrar todo lo que tienes en el teléfono así sea una cadena de oración para debilitar a Maduro. Porque este escrito y mis fotos y lo que denuncio a través de mis redes podría ser usado en mi contra en un tribunal. No en uno civil, en uno militar porque así de abusivo se ha vuelto el poder en mi país. Ya nos somos considerados civiles con derechos humanos, somos todos títeres pequeños de su cruel cadena de mando. Somos números de fallecidos, heridos y privados de libertad. Somos bandos. Somos partes de guerra. Somos el enemigo.

Me da miedo seguir mostrando lo más hermoso de mi país porque hay días en que hasta a mi me cuesta verlo y días en que siento que lo que hago carece de sentido en un país que se desmorona desde el poder. Pero me da mucho más miedo que esa gente que nada a contracorriente e insiste en el país se canse un día y se vaya como tantos. Me da terror que el Arco Minero se lleve millones de años de maravilla geológica y natural por los cachos, me da terror que en Amazonas y el Delta se sigan muriendo los indígenas que deberían vivir serenos en su tierra ancestral para protegerla y mantener sus hermosas tradiciones que son parte fundamental de lo que somos.

Siento miedo cada vez que salgo a la calle, cada vez que voy a buscar comida, cada vez que hay una marcha y tengo que correr asfixiada como una rata a meterme en el estacionamiento de un edificio donde ruego no escuchar el motor de las motos de la represión que convierten en sanduchitos de pánico a cientos de civiles que lo único que queríamos era un Referendo que nos negaron y que ahora nos quieren trampear con una fulana constituyente que se sacaron bajo la manga para tener algo que decir.

Me da miedo la infinita soberbia de este régimen incapaz de escucharnos, de estos malandros con poder que nos disminuyen, nos dicen escuálidos un día, terroristas otro, nos dicen diálogo pero es mentira, nos pisotean con su odio, con su incapacidad, con su negligencia, con su muerte. Con su proyecto que ya está muerto en las urnas electorales, que no trajo respuestas efectivas, que nos dividió y nos trajo hasta este punto de no retorno a punta de miedo, represión y abuso.

Tengo miedo.

Pero mucho más miedo me da cansarme. Miedo me da que esto se enfríe, que dejemos de salir a la calle, que dejemos de exigir nuestros derechos, que nos dejemos someter. Miedo me da reprimir este grito de libertad que se me sube por la garganta cada vez que en una marcha arengamos ¿Quiénes somos? ¡Venezuela! ¿Qué queremos? ¡LIBERTAD! Miedo me da que Almagro no hable más para defendernos. Me da mucho más miedo que nos terminen de pisar con su bota militar, que ya no podamos crecer, progresar ni vivir más aquí. Me da pánico que esta lucha se vaya al carajo porque nos rendimos, porque fuimos cobardes, porque no nos creemos que merecemos un gobierno de gente decente que quiera trabajar para sacar adelante este país. Me da miedo la indiferencia, el sálvese quien pueda y el “tenemos el gobierno que nos merecemos”. Eso sí me da verdadero terror.

Por eso hoy agarro mi miedo, lo paseo en este post, hago catarsis con ustedes y me lo sacudo. Lo guardo en un bolsillo donde me pueda asomar a verlo y saber que sigue conmigo, pero que no me va a paralizar, que lo voy a convertir en impulso, en ímpetu en sensatez y sosiego hasta que ya pueda liberarlo porque se convirtió en pasado y el único miedo sea a volver a sentirlo.

Yo no sé cómo se acaba esto, pero se tiene que acabar y todo lo que en mis manos esté para lograrlo, lo haré.

 

  • Tengo Miedo yo también… pero sigo teniendo Fé. Gracias por poner en palabras lo que siento. Abraso fraterno

  • …..si….da Miedo….. Por Supuesto, no tenemos superpoderes, somos muy frágiles, estamos solo Armados con nuestra convicción de que merecemos, no un mejor País, porque ya lo Tenemos…..sino un Mejor Gobierno….me conmueve mucho tu Angustia, pero muchísimo mas tu Gran Valencia, plasmada en la frase final de tu escrito….ANIMO!!!

  • Hola Ariana, la pequeña comeflor como tu te llamas, quiero decirte que tengas esperanza, sin embargo no en el hombre sino en Dios , En el Dios todopoderoso que se llama Jehovà y que ha prometido y cumplirà de verdad un nuevo mundo una nueva sociedad donde ya no existiran estas cosas que tanto miedo y dolor nos causan. Te invito a que lo conozcas a que leas en la Biblia, lo que El ha prometido y como puedes tanto tu como todos disfrutarlo. Por ejemplo una de sus promesas esta en Revelación 21:3 y 4, y en el vss 5 lee el porqué de ponerlo por escrito. Tambien puedes entrar en esta pagina http://www.jw.org/es , alli puedes conseguir mas informacion , cuidate mucho

  • Muchas gracias Oriana, con lo que escribes, describes claramente mi sentimiento y me atrevo a decir que el sentimiento de los venezolanos, que tengamos la oportunidad de leerlo.
    Dios te bendiga por tener esa fluidez de verbo y continue bendiciendo tus dones y tú capacidad de lucha por nuestro país
    Dios y la virgen, nos concederán la fuerza para reconstruir nuestro país, nuestra amada Venezuela
    Bendiciones para ti y tu mamá Valentina Quintero, soy su seguidora

  • Todos tenemos miedo cuando lo único que han hecho esta gente en 18 años es meternos el miedo por todas partes.
    Pero cuando tenemos fe confiamos aunque muchas veces ponemos nuestra vida en riesgo,seguimos con la fuerza interior que lo lograremos,que este hermoso país no merece este desastre,etc etc pero hay un momento de reflexión donde nos invaden las dudas,las preguntas..vale la pena tantoooo sacrificio???
    Mi fe a lo largo de la vida siempre me dice que el bien siempre triunfa sobre el mal…y vuelvo a llenarme de optimismo.
    Me desinflo al ver torturas,muertes tan pero tan injustas pero hemos visto como en otros países al final caen los dictadores y pagan muy caro todos los crímenes y los excesos.
    Creo en Dios y la Virgen del Valle que harán justicia.
    También creo que la lección es muy grande y que cuando pase este episodio,veremos una Venezuela distinta y sólo Dios sabe el por qué de esta dura y larga prueba.
    Veremos renacer un nuevo venezolano que respetará,valorará y cuidará su hermoso país,su familia,sus recursos naturales y todo lo rico y grande que tiene esta hermosa tierra.
    Deseo y espero haber podido aplacar un poquito ti miefo que es también mío pero nos hará MÁS fuertes y valientes.
    Te quiero Arianuchis como a tu bella madre.
    Veremos una #venezuelaunida #venezuelahermosa #venezuelaprospera #venezuelalibre
    Besos desde Margarita
    Isabel Alva

  • Si nos acompañamos en el miedo,lograremos que se convierta en Libertad.Con fuerza,fe y el miedo natural que debe sentir todo ser humano,se que lograremos despertar de esta horrible pesadilla.
    Gracias por tan reflexivo escrito.

  • Adriana Velásquez 17 May, 2017 a las 1:16 pm

    Todos tenemos que convertir nuestros miedos en fortalezas para seguir adelante, para salir cada dia a luchar y trabajar por el país que queremos y nos merecemos!

  • Me encanta tu escrito, pero yo conociendo un poco de psicología del lenguaje!! Cambiaría miedo por valor, e invertiría el mensaje que se da por fe en ves de manifestar miedo y desesperanza!!! Has el ejercicio cambia la palabra miedo por valor!! O por una palabra que identifica a tu familia VALEN-TIA,
    VALEN= En psicología este prefijo significa valor, heroísmo, todo lo concerniente a lo heroico y profundamente humano.

    TI= esta silaba esta asociada a la persona, osea el YO de cada quien.

    A= adentro

    En resumen, valentía es tener uno mismo el valor dentro…. Imagínate lo bravo que es esto!!! Hasta tu nombre lo tiene!!! Te envió un gran abrazo, y mi admiración por tu pluma y por lo que tu madre y tu hacen por Venezuela, pero cambia las palabras!!!

    • Arianna Arteaga Quintero 17 May, 2017 a las 5:07 pm

      Yo siento miedo, lo siento mucho, pero es lo que siento y no lo puedo cambiar. Creo firmemente en ser honesta con lo que siento y decir que siento valor sería engañarme, cierro diciendo en qué quiero transformar ese miedo y creo que eso ya es bastante. Un abrazo.

  • Leer tu post me hizo llorar, darme de frente con la realidad que vivimos cada día y aceptar que también mi llanto es de miedo y desesperación, de impotencia y de ese odio que me negaba a sentir hacia otros que al igual que yo son venezolanos, pero corroidos por la ambición y la avaricia.

    Hoy me encuentro fuera de mi país porque salí presa de ese miedo y además por la persecución política que hacían como cacería de brujas a quienes como yo tenemos algún vínculo con la lucha opositora. Pero asi como salí de mi país, en busca de seguridad de esa misma manera pienso regresar mas temprano que tarde y continuar junto a mis hermanos venezolanos en la lucha por la libertad y por la restitución del orden jurídico de mi Venezuela querida. Mi tierra, la que me vio nacer y me ha dado tanto.
    A ti, solo puedo decirte gracias… y sigue adelante!

    Nada Te Turbe
    Nada te turbe,
    Nada te espante,
    Todo se pasa,
    Dios no se muda,

    La paciencia
    Todo lo alcanza;
    Quien a Dios tiene
    Nada le falta:
    Sólo Dios basta.

  • Ese es el miedo de todos, de los que estan ahi luchando, de los que estan fuera, de los que no saben que hacer. Y totalmente de acuerdo contigo “Yo no sé cómo se acaba esto, pero se tiene que acabar y todo lo que en mis manos esté para lograrlo, lo haré.”
    Como dijo Leooldo, cada quien desde su punto a su manera, pero en RESISTENCIA, esto tiene que acabar.

  • Sin desperdicio de palabras! Gracias por expresar textualmente como me siento!!!

  • Saludos Ari… Te digo así porque siento que te conozco de chamitas ambas nos criaron madres regias y luchadoras debe ser por eso que me identifico tanto, tus lines expresan lo que muchos no sabemos como hacerlo gracias… Soy una mujer y madre Vzlana. Que hace una mes se vino a Quito con unas ganas inmensas de volver a mi Tierra zuliana…. Tengo a los míos repartidos en Zulia, Acarigua, Bqto. Etc. No paro de ver y leer las redes o portales de noticias “de verdad” Pero tampoco dejo de rezar por que salgamos de esto sin más muertes… Un abrazo esta mañana fría con café en mano fue el momento perfecto para leerte! Solo gracias primera vez que leo tu Blog…. Seguiré un abrazo con apapacho incluido!!

  • Jose Gregorio Aldana 17 May, 2017 a las 3:04 pm

    Yo también tengo miedo de no poder, ni siquiera, leer tus miedos.

    Agradezco infinitamente tu post, tu sinceridad y la valentía que me contagias para vivir impulsado por mis miedos.

    José Gregorio Aldana

  • Excelente artículo hijita querida (porque puedes ser mi hija) es mi sentir tu miedo, pero mas son mis ganas de luchar y recuperar mi pais, su democracia, su gente y sus paisajes, un gran abrazo. Dios te bendiga. Pronto seremos libres

  • Excelente. Comparto ese miedo por este presente
    sombrio, tenebroso, caotico, anárquico. También por el
    el futuro que luce incierto. Me agarro de la fe, de la
    certeza de que nada es para siempre y del dicho
    popular: todo lo que vale cuesta.Vivimos años de inconsciencia, como en una piñata, olvidamos que todo tiebe un precio.El rapidito, facil e inmedianto se acabó.
    Dios permita que como sociedad maduremos que nos levantemos fuertes con ganas de trabajar y honrar
    esta patria. Pido que llegue la luz a nuestro pais.

  • Gracias por querer a nuestro país de esa manera y transmitirlo con tanta hermosura.

    Estoy seguro que vamos a salir de esto… los venezolanos nos lo merecemos, cometimos muchos errores pero aprendimos la lección.

    De nuevo muchas gracias!

    Un gran abrazo!

  • miedo miedo miedo

  • miedo miedo miedo

  • Excelente Fuerza y fe hija…

  • Stella kaswalder 17 May, 2017 a las 4:32 pm

    Excelente. Resume todo lo que sentimos.

  • Tengo miedo.

    De nunca volver a mi casa, de no poder abrazar a mi familia y decirle cuanto los extrañe, de que sigan muriendo mis hermanos y que mi país se duerma en la desesperanza.

    Tengo tanto miedo que eso no me deja detenerme.

  • Sentimos lo mismo ¡MUCHO MIEDO! un fuerte abrazo, Arianna.

  • El miedo es válido y es lo que mucho estamos sintiendo sobre todo cuando salimos a las marchas. Pero ese miedo lo tenerlos que convertir en valentía de lucha por nuestro país, por que le podemos regalar el país a unos malandros que lo único que quieren es destruirlo. Aquí seguimos los miedosos llenos de valentía para defender nuestra Venezuela!! Fuerza y fé.

  • Ariana, no sabes lo identificada que me siento con esto, te doy un ¡GRACIAS! lo he leído tantas veces, ya ni lagrimas tengo, de tantas que he derramado. Así me sentía hace unos días y de verdad que uno no sabe de dónde saca fuerza para llenarse de fe, de esperanza. Es duro todo esto, pero nuestra fe sigue y la fe no se pierde.

    • Arianna Arteaga Quintero 17 May, 2017 a las 5:46 pm

      Yo la saco de la calle, cada vez que voy a una marcha y me encuentro esa gentará, me siento mejor y entiendo que somos muchos.

  • tengo miedo yo también..de q nuestro pueblo pierda la Fe, tengo miedo de no poder volver porque si no lo hago la tristeza y depresion me van a consumir… hace casi un año la vida cambio para mi.. yo no decidi irme, para mi era inimaginable yo no arregle papeles si plemente un viernes tres hombres armados llegaron a mi casa y me hicieron meter mi vida entera en una manera.. ver los tres rostros de mis niños aterrados suplicando por sus vidas 10 7 3 años solamente… ver al de 3 pedir que no lo maten partió mi corazón en mil pedazos escuchar al de 7 decir q se llevarán su cochinito de ahorros y el de 10 simplemente ser el escudo del de 3…..Dios ha sido muy duro y miedo constante de no poder volver de ver todo lo q mi país está pasando tantas vidas que nos quitan un Gobierno q no tiene corazón una dictadura que nos sumergió en lo más bajo que puede estar una población… ver que cada niño y abuelo no tienen el comienzo y el final que se merecen… mi lucha sigue desde la distancia con un pie aquí y un pie allá.. porque tengo Fe y se que Venezuela será libre y no importa cuanto tiempo dure en recuperarse y sanar las heridas pero hay estaré yo con mi familia para ayudar a levantarla fuerza y fe venezuela

    • Arianna Arteaga Quintero 17 May, 2017 a las 5:49 pm

      Qué doloroso lo que me cuentas. Lo siento en el alma y espero que sanemos las heridas y que esos tres niños puedan volver aquí a ser felices en sana paz. Te mando un abrazo muy apretado.

  • Con mucho miedo!! Pero también con mucha Fé, de que Dios nos va a liberar de esta batalla y vamos a salir victorioso, porque jamás el mal va a poder contra el bien.. Saludos.

  • María Alejandra Ochoa 17 May, 2017 a las 7:02 pm

    Gracias Arianna, no estás sola ni en tus temores ni en tu lucha, ten la certeza que somo muchos que como tu batallamos todos los días con el miedo y salimos a protestar por lo que está mal y a defender nuestros derechos.

  • loranie olivares 17 May, 2017 a las 7:18 pm

    Mil gracias, por estas palabras, nos defines infinitamente desde lo profundo de nuestro ser, el miedo que sentimos día a día, cuando salgo con mis hijos a marchar le pido tanto a dios que nos cuide y a todos los que salen a luchar a exigir nuestros derechos, porque dan y ponen la cara por todos, claro que me da terror mas que miedo, pero seguimos amo y creo en mi Venezuela y en los venezolanos de bien, que somos mayoría.

  • Fuerza luchadores! Los necesitamos

  • Admiro tu honestidad, la sinceridad con la cual describes tus temores que son los temores de muchos de nosotros.
    Cada vez que salgo a una marcha siento miedo por lo que nos pueda pasar, no sólo a mi sino también a todos y cada uno de quienes me acompañan. Cada vez que veo la noticia de un muerto más siento mucho miedo de que todo esto termine en nada. Cada día que pasa siento temor de que no lleguen esos cambios que tanto deseamos y por los cuales tanto estamos arriesgando. Siento ese famoso temor de que no pase nada.

    Pero allá vez, cada marcha, cada video de jóvenes cantando una canción de Los Miserables en el Sambil, cada vez que veo una foto de jóvenes luchando con lo poco que tienen sin rendirse, me llenan de energía positiva y esperanza.

    Venezuela es un país que merece algo mejor y confío que mad temprano que tarde lo alcance.

    Un abrazo Ari

  • Pronto saldremos de esta tiniebla, pronto volveremos los que tuvimos que huir de nuestra amada Venezuela para reconstruirla. Te envío un fuerte abrazo desde la mitad del Mundo. P.D: Eres una nota, me encanta como escribes y expresas lo que muchos podemos llegar a sentir. Pronto llegara la Libertad!!

  • Si se responde al odio con más odio, intolerancia, persecución, agresión…. No habrá batalla ganada. No habrá ningun ganador. No habra nada que celebrar luego. No habra país que reconstruir mañana. Ese es mi miedo. Los politicos todos nos han llevado hasta aquí. Por no hacer cuándo pudieron, por no ponerse de acuerdo cuando debieron, por no dejar sus egos a un lado, sus ganas de poder. Por no pensar en cada ciudadano de este país, cada ser humano. Y solo priorizar sus intereses personales de quien deja el poder para quien agarrarlo. La politica ha sido la desgracia del ser humano desde el inicio de nuestros tiempos. No perdonó ni a las sociedades mas sofisticadas. Desde Los egipcios, romanos, griegos… devastaron sociedades completas sólo por quien se queda con el poder. Cuando entendamos eso todos los ciudadanos podrermos exigir nuestros derechos todos juntos sin tinte político que valga. En plena serenidad pero de manera contundente. A esa fuerza social no hay imperio alguno que se le resista. No tomemos la protesta como excusa para destruir, para matar, por que creemos tener la razón y el otro no. Los politos se van o se quedan y los caídos seguiran caídos. No hay fuerza humana que le dé sociego a sus madres, padres, familias. Me opongo a ser un caido para que me tomen como bandera política. Me resisto a creer que la salidas es salir a acabar con lo que tenga enfrente por tener la razón. Solo trae mas dolor, nos genera más miedo. Creo que no es la lucha ni mucho menos la salida. No quiero una guerra civil para mi pueblo ni para nadie. No es lo mismo llamar al diablo quqe verlo venir. Miremos el espejo de Ucrania. Salio el presidente. No hubo lente periodistico que no lo halla reseñado. Pero quedó una guerra civil que le robó la paz indefinida a los ciudadanos. Nada de esto se reseñó mas. Guerra por todo el odio que se propagó entre mismos ciudadanos. La peor guerra de todas. Un gran abrazo Ariana. Me inspiras mucho.

  • Felicitaciones por tus palabras tan expresivas

  • Comparto tu sentir. Y el miedo también me lo guardo en el bolsillo para mirarlo de vez en cuando pero jamás para paralizarme. Ahora más q nunca Venezuela nos necesita firmes, fuertes, valientes con la certeza de que saldremos de ésta como bandera. Abrazo Arianuchis eres el rostro de la Venezuela en la cual creo y de la cual me siento orgullosa.

  • Gracias por compartir esas hermosas palabras,que describen perfectamente como nos sentimos muchos venezolanos.

  • Me da Miedo pensar en que no le voy a poder mostrar esa Venezuela bonita de la que le hablo a mis hijos ! Me da miedo de que no pueda regresar ! Me da terror pensar que dejemos de luchar !

  • Yo también tengo miedo,este no es el país en el que nací y me crié no es el país que quise para mis hijos y no es el que quiero para mis dos nietos, hoy oramos en casa pidiéndole a Dios como familia por Venezuela y por los venezolanos, por un cambio de mente y de corazón y para que nos de paz y fe, gracias por compartir tu miedo y por permitirme compartir el mío

  • Luisa Fernández G. 18 May, 2017 a las 2:49 am

    Arianna como me gusta leerte, aunque en momentos como los que estamos viviendo hagan que tu texto sea desgarrador, lleno de emociones y sentimientos que me conmueven y me hacen llorar. Todos tenemos miedo, miedo a hablar, miedo al miedo, miedo a confrontar con el familiar o amigo que aún sigue convencido de que lo que estamos viviendo es parte de lo que hay que soportar para que el socialismo se imponga y naveguemos en un mar de felicidad, en fin miedos que también nos impulsan a seguir luchando, a seguir marchando, a seguir protestando por recuperar nuestra amado país!!! Gracias Ari…

  • Cómo tu Arianna, siento el mismo miedo de seguir mostrando lo que fascina de nuestra Venezuela. Desde hace tiempo que me dedico a recorrerla como mochilero, fotografiarla y escribir en mi blog pero en estos días de dolor se me hace imposible seguir ese proyecto.
    @henryaguiart
    exploratucumbre.com

    Siempre te admiro, abrazos!

  • Hola Arianna, soy admirador del trabajo de tu madre, he leido dos escritos tuyos con este, te felicito. Ese miedo del que hablas lo tenemos todos creeme, soy gocho gracias por nombrarnos, aunque sonó como si fuéramos violentos jejeje y no lo somos, simplemente estamos hastiados, no nos da la gana de vivir de rodillas, es preferible morir de pie, y sabes te voy a decir un secreto, nosotros tenemos mucho miedo, miedo de que se dejen enfriar las calles de nuevo, miedo de que la gente no este dispuesta a realizar sacrificios para sortear este terrible mal que nos aqueja, estamos aterrados de vernos como en el 2014 cuando la época de las barricadas, que lo único que logramos fue mas represión y controles para nuestro estado y el resto del país bien tranquilos, en estos momentos estamos prácticamente en paro, hay saqueos promovidos por quien ya sabemos, y el resto del país a excepción de algunos pocos lugares, viven en narnia, que pasa con los venezolanos? escuchemos nuestro himno y recordemos que somos descendientes de hombres y mujeres luchadores por la libertad y no solo de un país.
    Todos tenemos miedo creeme, pero debe aterrarnos aún más de no lograr alcanzar el cambio que anhelamos y esto solo lo lograremos enfrentando el miedo juntos, pues en la unión esta la fuerza, los buenos somos más…

    • Arianna Arteaga Quintero 18 May, 2017 a las 9:44 pm

      No mi sol bello, lo dije porque me fastidia la comparadera de que los gochos tienen más bolas y nosequé. Yo creo que todo suma, soy más afecta a la lucha no violenta, pero admiro el talante gocho para no dejarse pisar. Te mando un abrazo y gracias por confesar el miedo, nos humaniza a todos.

  • Es tan cierto y doloroso leerte, aunque asimismo se “apacigue” un poquis el corazon. Hoy estoy lejos y no porque asi lo hubieses querido en otras circunstancias, sali de Venezuela, porque en casa de mis abuelos ( a 2 cuadras del circulo militar de Barquisimeto) se metieron unos malandros, nos golpearon a todos, todos con armas, y mis abuelos de 93 y 83 años, pasando por semejante momento, sentir miedo y arrechera inexplicable cuando por ayuda divina, nose como ni se cuando, los ilitares rodearon la casa y “”nos salvaron” y claramente nos dijeron que si en media hora NO PONIAMOS LA DENUNCIA, a los tipos los soltaban ( y todos con prontuarios y busqueda nacional, por homicidio y violaCIONES). Miedo y tristeza y mucha desesperacion que esas cosas queden como si nada .Sali, porque el miedo me jodió tanto que despues de lo sucedido en casa de mis abuelo, fui a CCS al jardin Botánico, y llegando recien a Ccs, a una amiga y a mi dos tipos en moto nos golpearon salvajemente, le dieron una puñalada a mi amiga y a mi me fisuraron una costilla he hicieropn que una de mis rotulas se desviara, todo a menos de 2 cuadras de una alcabala y los cuerpos de seguridad no hiceron nada. Tener miedo de salir, es arrecho.. pero como tu dices, aun con miedo hay que seguir luchando. A pesar de todo, anhelo cada dia, volver a mi tierra, seguir siendo Bióloga allá, donde me formé.
    Gracias por poner en texto, lo que muchos sentimos y tenemos atravesado y apretado en el pecho y todo el cuerpo. Gracias Arianna GRANDE.. y Valiente. Dios te bendiga y te de mas fortaleza de la que tienes.

  • Sin mas ni menos lo comparto, es el mismo miedo que sentimos todos, aun los que estamos desde afuera, que estamos aqui y alla, que en realidad no estamos en ningun lado, solo el miedo y el verbo extrañar, es lo que nos invade el dia a dia.
    Gracias doy a Dios por tu vida y la de tu mama, desde chiquita las sigo, desde Bitacora, queria ser como ella, conocer y conocer mi pais… lo hice, lo conoci y es lo mas hermoso en el mundo mundial, leerles en la distancia de mi tierra y ver como siguen #sembradasenVenezuela es genial, cuando viajaba el pais las recordaba y ahora de lejos solo me acercan a lo que amo y conozco.
    Gracias!

  • Cruz Elizabeth Maestre 22 May, 2017 a las 1:33 am

    Tenemos miedo,pero ese miedo nos hace fuertes,miedo que convertimos en el escudo impenetrable por balas , miedo que nos llevó a tomar la decisión más trascendental de nuestras vidas, luchar para recuperar a nuestra amada VENEZUELA de las fauces de estos dictadores de pacotillas,ese miedo que me da la certeza qué triunfaremos,y ese será el tributo a todos los caídos.Bendito seas miedo

  • Ayer después de mucho tiempo volvía a ver a tu mama, cuando estaba pequeña me encantaba su programa lo pasaban por RCTV una de las tantas cosas que nos han quitado, ella ayer hablo sobre tu blog lo que escribes y haces me conmovió ver el miedo que ella al igual que cientos de venezolanos tenemos día a día. Hoy lo primero que hice fue buscar tu blog y ver tu trabajo, sigues apostando en VENEZUELA y eso nos ayuda a quitar un poco el miedo que sentimos y como lo dijiste no podemos dejar que el miedo nos nuble la vista y dejemos de ver todas las maravillas que esta tierra de gracia nos dio.
    Me encanto tu escrito Dios te bendiga a ti y a tu madre.

    Pd: Ya hoy tienes aquí una nueva seguidora de tu trabajo..

  • Yo tambien tengo miedo, por todos! Pero me da mas miedo seguir con este Mal llamado Gobierno. Hay que continuar, tenernos Fe porque los buenos y honestos somos mas. No debemos amilanarnos, decepcionarnos, apaciguarnos! Debemos seguir luchando porque Si nos merecemos mas!!! Gracias por tus palabras. Siempre tan sabias y acertadas

  • Arianna, te leo desde México. Comencé hace unas horas y no he podido parar. Me haces sentir un orgullo inmenso de ser tu paisana. Nunca dejes de sentir esa pasión por nuestra amada Patria. Gente como tú es lo que hace a Venezuela grande. Un abrazo!

  • Andrea Bergareche 16 June, 2017 a las 10:50 pm

    Valientes y sinceras palabras Arianna. Admiración al leerlas, además de otros muchos sentimientos que cuesta explicar con palabras y eso que no sé, no he vivido, no he sentido. Por eso aplaudo lo escrito y paso, aunque sea para dejar estas palabras, que en realidad no dicen nada, pero que solo quieren decir bravo y adelante.
    Poco más siento que tengo que decir ante la fuerza de ese sentimiento y ese miedo. Pero adelante, a por la búsqueda de la libertad, la liberación de la opresión, el momento en el que no haga falta el miedo.
    Solo aprovecho para pasar a dejar un abrazo grande,
    Andre

  • jacqueline kinsler acevedo 10 July, 2017 a las 9:37 pm

    Hola Arianna!

    Siempre que tengo tiempo te leo , me encanta, lo disfruto mucho! , además que me recuerdas a mi única hija,
    que está en Australia, desde hace dos años, estudiando Periodismo, en Sidney. Trabajo de sol a sol como Gerente
    del Hotel Klein Dorf -Colonia Tovar, para levantar el entusiasmo a mis compañeros, y sonreír a los huéspedes, sabes lo que cuesta…me reinvente para no morir de tristeza cuando mi chiquita se fué, cambie de trabajo, me mude de Caracas y parece mentira , pero tengo calidad de Vida.
    Pero tengo miedo, de no volverla a ver, que no pueda ahorrar un dólar y reunir como antes para salir del País. Tengo miedo que toda la juventud huya y otros se queden presos.
    Solo cuando rezo, me tranquilizo!!

    Gracias por existir y conmover a una madre de 57 años, que se conecta contigo como representante de la juventud pensante de Venezuela.-

    Mis respetos,

    Jacqueline kinsler

  • Estaba viendo una entrevista que le hicieron a tu mamá y ella mencionó este post. Me costó encontrarlo porque no hay una barra de búsqueda en la página de inicio, pero al fin di con él.

    Me encantó esta parte:

    “Me da miedo seguir mostrando lo más hermoso de mi país porque hay días en que hasta a mi me cuesta verlo y días en que siento que lo que hago carece de sentido en un país que se desmorona desde el poder. Pero me da mucho más miedo que esa gente que nada a contracorriente e insiste en el país se canse un día y se vaya como tantos”.

    Así me he sentido muchas veces, creyendo y tratando de mantener la fe cuando todo alrededor se viene abajo. Es difícil.

    El trabajo que hacen tú y tu mamá inspira y hace que uno se vuelva a enamorar y a reconciliar con el país, cualquier gesto como este se agradece.

    Estaremos resistiendo, aguántando y luchando hasta que Dios quiera.

    Gracias por compartir tus miedos, que son los mismos que los de miles de venezolanos.

    Un abrazo

Escribir un comentario